lunes, 14 de septiembre de 2009

Mi Gato

Los puentes de comunicación con los animales suelen ser extraños, supongo que pasa lo mismo con los hijos. Posiblemente sea el hecho de haberlos criado, haber sometido una genética virgen al constante insumo del caracter humano haciendo que abandonen su animalidad o en el mejor de los casos la combinen con los nuevos rasgos.

Es difícil, lo sé ahora, elegir los rasgos que queremos que nuestros criados adopten pues no depende de la voluntad ni de la conciencia. El tener mi gato me ha ayudado a entenderme a mi mismo porque he visto reflejadas actitudes mias en él, me sorprende especialmente los canales de comunicación desarrollados entre ambos. Ya no necesitamos palabras ni gestos para coordinar, solo hace falta ver la mirada del otro para entender lo que sucede.

Especialmente me gusta ver como es el trato del gato con otras personas, tal vez es eso lo que mas me ha permitido leer cosas mias en el animal. Cuando llegar personas desconocidas a la casa el gato se refugia en mi habitación esperando a reconocer el intruso antes de salir con algo de desconfianza a inspeccionar su territorio.

Cuando da por sentada la invsión sale con cierto cuidado a observar aa los invitados, que son seleccionados cuidadosamente por el. Generalmente ninguno será de su agrado y se aercará a ellos pero se alejará en el ionstante en que estos intenten tocarle

1 comentario:

Angry Girl dijo...

mi gato tiene siete meses

la verdad es que nunca se me ha ocurrido eso de "elegir los rasgos que queremos que nuestros criados adopten ", yo dejo que el gato sea como se le venga en gana, y si, es cierto eso de que reflejan a veces como uno es

en mi caso cuando llega gente a mi casa, que es la misma de siempre y son dos tres que nunca cambian ni dejan de venir el sale a saludarm, pero si son extraños que vienen esporadicamente, se esconde horas y no lo saca nadie.

saludo