lunes, 15 de diciembre de 2008

Ideas

Las ideas estan en mi cabeza como una nube de zancudos: revolotean incesantemente mostrando su presencia, probando mi atención en busqueda del momento preciso para acercarse y probar mi sangre sin que yo me de cuenta.

De los muchos intentos por atrapar alguna solo unos pocos son fructíferos. Entonces tomo en mis manos uno de estos zancudos y lo aplasto. Para efectos de la práctica, convierto al zancudo en lo que quiero. Domino la idea.

Desgraciadamente esto solo sucede de vez en cuando y no porque no lo intente muy a menudo. Hay alguien qque puede dar fe de ello.

2 comentarios:

Lorena es todas o ninguna dijo...

Es frustrante ver que a veces todas las ideas no se puedne realizar cuando o como uno las quiere, pero cuando eso pasa la felicidad es infinita. :) toca es eguir dándole, y como dices, ver que no se cumplen no porque uno no trate sino porque se intenta pro no se puede. El caso es no desfallecer, hombre casi flaco que jamás flaqueará.

danae dijo...

lo que pasa es que los gatos suelen comerse los zancudos en vez de atraparlos.tu atrapas bastantes