domingo, 18 de octubre de 2009

"el silencio absoluto -según mi humilde opinión- nos mata a todos lentamente, porque nadie nos puede conocer así como realmente somos y viceversa: si nos negamos a comunicarle al otro lo que sentimos con total respeto por su dolor, nadie se enterará de la forma en que también nosotros nos afligimos, ni de nuestras intenciones, ni de nuestros sueños, ni de cuál es nuestra visión de justicia o nuestros valores como seres humanos."

Es difícil, es difícil.

2 comentarios:

Angry Girl dijo...

y bueno, hay gente que ya no quiere oir por mas que tengamos que decir, taparse los oidos tambien es un derecho

Franchesca'° dijo...

Y aun así, solo ha de quedar silencio.